Y Tayron regresó

El 31 de enero por la noche, Tayron salió a dar la típica vueltita con sus hermanitos de cuatro patas. Al regresar al departamento, su dueño no se dio cuenta que entraron unos y faltaba éste gordo. Allí empieza la desesperación que los llevó a empapelar la ciudad con 6000 afiches y Tayron, apareció.
¡Gracias Fernando por devolverlo a su hogar!


Comentarios